4 Testimonios de Emigrantes Retornados que Todo Joven Debería Saber

 

La migración es algo muy latente en muchos países, y es una realidad donde millones de personas alrededor del mundo que deciden abandonar sus raíces para un futuro mejor se encuentran incluidas. Sin duda, hay personas que emigran y les va excelente, pero no todos los casos son así, por eso, tenemos ciertos testimonios de personas que emigraron pero volvieron a su país de origen:

Ana y Juan

Ana y Juan son una pareja Española que emigraron a París debido a que no tenían ningún estudio superior, y no tenían muchas posibilidades de tener una estabilidad económica, a diferencia de ahora, que, según ellos, los jóvenes se preparan en universidades y luego migran para encontrar trabajos más estables.

Francisco

Francisco es un español que migró a Francia, donde comenta que fue una experiencia personal muy fuerte ya que él no dominaba el francés, tampoco tenía una profesión y no es una vida que cualquiera podría aguantar; él también dijo que trabajaba muchas horas por día, esclavizado para así poder mantenerse.

Andrés

Andrés es un hombre que, según lo que cuenta, emigró a Alemania por 7 años donde consiguió trabajo en una mina, y tuvo que trabajar por muchos meses de rodillas debido a que el lugar era tan reducido que no podías estar de pie.

Luego regresó a España, y actualmente se encuentra entre las protestas por las multas que están colocando en España a las personas que migraron a otro país y no declararon el sueldo que ganaban.

Manuel

Manuel migró de España hacia Suiza y Alemania, donde estuvo por más de 22 años. Salió del país a temprana edad ya que no era una persona preparara en estudios, pero que podía trabajar en cualquier sitio.

Nunca será fácil migrar hacia un país desconocido, donde tienes que adaptarte a nuevas cosas que son totalmente distintas a la que estabas acostumbrado. Pero actualmente, para muchos jóvenes es una necesidad hacerlo para poder tener un futuro mejor, poder formar una familia en un ambiente estable y tranquilo, dependiendo de la inestabilidad que exista en el país que de donde vengan.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *