Bienvenidos al altar virtual 72migrantes.com

En los altares de Día de Muertos que se arman no sólo en México sino en muchos países latinoamericanos, se les devuelve el rostro y el nombre a los difuntos al evocarlos y colocar sus fotos. Se comparte el alimento con ellos, y luego se les acompaña y se les canta.

Eso es lo que pretendemos hacer en este altar virtual: usamos el espacio cibernético para conmemorar a setenta y dos migrantes de Centro y Sud América que fueron asesinados en agosto por una de las tantas tribus de sicópatas que hoy rondan el país. En realidad, sabemos que no han sido nada más setenta y dos los viajeros que han perdido la vida en su travesía rumbo a la frontera con Estados Unidos. Quizás sumen miles las víctimas cuyos huesos yacen en algún desierto, en algún galpón, sin que se vaya a saber jamás de su muerte. Este sitio pretende ser un homenaje también a ellos.

Deseamos que este sitio conmemore la vida de cada migrante identificado, y—quizás sobre todo—que hable de aquellos a los que les fue arrancado hasta el nombre cuando perdieron la vida. Pulsando el botón “Los 72 que murieron” los viajeros por este sitio podrán leer una biografía—real o imaginada—de cada una de las víctimas. La música donada a este proyecto por sus autores se puede escuchar en el botón “Descargar canciones.” También se puede colocar una rosa en el altar. Pulsando “Donaciones”, quien lo desee podrá hacer una donación que contribuya a la alimentación y atención de los migrantes en los albergues que hoy existen para atenderlos. Para buscar los setenta y dos textos por autor, se puede consultar la página “Somos.”

72migrantes.com tiene dos destinatarios principales. Uno es la gran comunidad de artistas, intelectuales, y creadores mexicanos que nos sentimos cada vez más impotentes frente a hechos que corresponden a la realidad, pero que parecen gestarse en el mundo de las pesadillas. Quisimos abrir un pequeño espacio para su voz. El altar virtual es resultado del esfuerzo conjunto de, entre muchos otros, decenas de escritores, músicos, fotógrafos, programadores y diseñadores mexicanos.

Los otros destinatarios son los familiares de las víctimas. Ojalá que puedan ver el altar y saberse acompañados en su tremendo dolor. Gracias, y buen camino,

72migrantes.com



Foto: Mauricio Palos