Frontera con Estados Unidos, Tijuana, Baja California Norte.
Wilmer Antonio Velsquez

Autor: Enrique Daz lvarez
Foto: Eduardo Soteras

Supongo que debera empezar diciendo que Wilmer Antonio Velsquez era un salvadoreo que creci en el casero de La Maltez, del cantn Cercos de Piedra, de la Jurisdiccin de San Alejo, en La Unin. Pero tambin podra decir que Wilmer creci entre los restos de una Guerra Civil en la que murieron ms de 75 mil personas. Digamos, pues, que Wilmer se cri con sus abuelos en un poblado que cultiva emigrantes.
En todo el municipio de San Alejo existen dos unidades de salud, 31 escuelas, dos colegios y un instituto. Tambin hay cinco iglesias catlicas, cinco evanglicas, tres grupos de autoayuda, cuatro canchas deportivas, una casa de la cultura, un parque, y dos centros tursticos llamados La Montaita y El Oasis. Adems, hay cuatro cantinas, cuatro billares y la idea de hacer un prostbulo.
Pero Wilmer no contaba los servicios y garitos de la zona, contaba los das. A sus 16 aos le gustaba hacer tiempo mientras lo mandaban a recoger agua. La rutina era sencilla; despus de colgar la cubeta blanca en el rbol de la entrada, trepaba a la barda de su casa para ver pasar el atardecer y las muchachas. Ah, perdiendo la vista, Wilmer pensaba en el 10 de agosto. Ese da, como otros 473 salvadoreos, huira del pas para ir a vivir con sus padres a Long Island, Nueva York.
La noche anterior Wilmer durmi poco, escuch llorar a su abuela y esper con una maleta diminuta a que pasara el coyote por l. Cruz Guatemala y el sur de Mxico calladito. Escuchando. Aunque era de los ms jvenes, Wilmer no tuvo miedo hasta que, junto con otros 72 migrantes, fue secuestrado en Tamaulipas por Los Zetas. Ah, a slo hora y media de la frontera con los Estados Unidos, le quitaron la vida.
Repitmoslo. Wilmer Antonio Velsquez fue asesinado a mansalva en el mismo pas en el que, 18 aos antes, el Gobierno de El Salvador y el Frente Farabundo Mart para la Liberacin Nacional (FMLN) firmaron los Acuerdos de Paz de Chapultepec. Un pas ahora en guerra que sentenci la suerte de un adolescente con unos tenis Pony, en trnsito, sin papeles.